Las Minas Salinas de Zipaquirá. Colombia


 

El día 22 de septiembre, mis amigos del trabajo y yo realizamos un viaje a las minas de sal de Zipaquirá. Permitanme hacerles una breve reseña del lugar así como del recorrido: Hubicado sobre la sabana del municipio de Zipaquirá en Cundinamarca, a 49 Km de Santa Fe de Bogotá, se encuentra el pueblo de Zipaquirá: con una altura de 2.652 m sobre el nivel del mar nos muestra un clima sumamente agradable y una temperatura promedio de 14ºC. Subiendo como un kilómetro más se encuentra la entrada a las minas de sal que, según se cree, fueron formadas hace 200 millones de años.  

Dentro de la mina se encuentra una catedral como pocas en el mundo, esculpida en las rocas de sal sólida la cual fue abierta al público por primera vez en 1954. Esta catedral es la nueva reconstrucción de la antigua la cual se encuentra a 500 metros que, por razones del deterioro y para la seguridad de los visitantes, fue cerrada al público y algunas de sus esculturas mudadas a su nueva sede. Dicha reconstrucción fue realizada en 1991 por el arquitecto Roswell Garavito. Para llegar al sitio se puede tomar el tren turístico de Usaquen, ubicado en la Av 9na con 30, frente al Centro Comercial Santa Ana en Bogotá. Dado su gran afluencia se recomienda comprar los boletos del tren con días de anticipación, y si es fin de semana mucho más tiempo, ya que los puestos se agotan con rapidez. Tempranito en la mañana y una vez dentro del tren se pueden adquirir los boletos de entrada a la catedral de Zipaquirá así como para las minas de Nemocón, en esta ocasión sólo haremos el recorrido a la catedral de sal. Como es un tren turístico algo antiguo (tres a vapor), el recorrido tarda dos horas; de tomar un transporte público el promedio es de 45 minutos. Dentro del tren se puede desayunar, además que en el recorrido existen agrupaciones de música típica de la cual disfrutar. El mismo no llega hasta Zipaquirá, pero en el paquete de entrada a la catedral incluye el transporte hasta la mima. Para hablar un poco de historia, se puede decir que el origen de esta ciudad se remonta a épocas anteriores a la conquista; las minas fueron una importante fuente de riqueza para los Muiscas y el primitivo nombre del pueblo indígena fue Chicaquicha que significa “Pie del Zipa”. La población indígena estaba ubicada en el sitio hoy llamado Pueblo Viejo, aproximadamente 183 m más elevado respecto del que hoy ocupa la ciudad.  El traslado de la antigua población se hizo en el año de 1.692. Esta circunstancia ha dado motivo para que algunos historiadores afirmen que Zipaquirá fue fundada en aquel año. El punto de “Puebloviejo” dista de la ciudad cosa de 1.500 metros. Una vez dentro de la mina, se inicia el recorrido por las estaciones de cristo, mostrando las mismas de una manera simbólica con el hundimiento de la cruz en cada una de las estaciones; algunas cruces son talladas como otras son el vacío de las mismas en la roca. Cada estación se encuentra conectada con la actual mina de sal, la cual es una mina activa, la razón de esto es porque los túneles de la catedral son excavaciones originales de la mina. Al finalizar las mismas se encuentran varias bóvedas, la primera da la sensación de tener la luna a pocos metros, puesto que es una cúpula iluminada con luz azul la cual le da un brillo muy especial a las rocas de sal. Luego se encuentran unas cavernas inmensas donde está la catedral en sí con algunas esculturas que rompen con la armonía de la misma ya que están hechas en mármol y granito, como es el caso de la pila de bautismo y la réplica en escultura de “La Creación”, y digo esto porque las demás esculturas, mudadas de la antigua catedral, son esculpidas en rocas de sal. Al finalizar el recorrido se pueden adquirir hermosos recuerdos de pequeñas esculturas talladas en rocas de sal, la cual les recomiendo barnizar luego,  puesto que la roca se derrite con el tiempo. De tener tiempo pueden pasar por el museo del minero, ubicado en la entrada de la mima y representada una enorme escultura en hierro de un minero, la cual es parada obligada para una fotografía para todo turista. Ya de regreso en le pueblo se puede comer y comprar bellos recuerdos así como dulces  típicos de la región, dar unas vueltas por la plaza y esperar el tren para el regreso a Bogotá. En el álbum de fotos se encuentra una carpeta dedicada a este recorrido, espero que las disfruten…

 

About these ads

Publicado el 24 noviembre, 2005 en Viajes y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Está bien bonito el sitio. Dejame tomar nota a ver si algún día me paseo por esas tierras. Se nota que la apsaron chevere

  2. hola!!!Soy Colombiana y me alegro mucho ver tu blog sobre Zipaquira y saber q te gusto mucho. Si, el lugar es precioso y como escribiste La Catedral es como pocas en el mundo. Las fotos estan muy bonitas……Mi espacio es sobre Colombia, visitalo cuando puedas..ya incluire fotos de Zipaquira…..Bye, Suerte!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

%d personas les gusta esto: